9 dic. 2008

Nostalgia isleña




Tan lejos de mi tierra, tan lejos del mar, encerrado en lo mas profundo de Madrid, sin la brisa de los vientos alisios, sin el murmullo de las olas contra las pulidas piedras costeñas, el Sol dando calor a la Pachamama que con su verdor nutre el color de mis iris, el sabor del aire a sal y libertad, una nostalgia que surca el alma a la deriva, me atrapa, me llama, y yo respondo envasando en botellas de cartón navegando al Sur mis recuerdos, momentos que no volverán mas que con otro nombre y otras manos a la comisura de mi boca, esbozando una sonrisa, felicidad inesperadamente esperada. Ahí te dejo Canarias, me guardo la llave, tú no tires la puerta.

No hay comentarios: